fbpx
We’ re On Instagram:
Image Alt

Volupt Art

Pedro Friedeberg y la silla mano un articulo para coleccionistas.

Seguramente conoces la silla con forma de mano, pero ¿sabías que esta obra surgió como una broma de su creador? Entérate por qué.  

La Mano-Silla

La mano-silla es una obra de arte, una escultura y la vez una pieza de diseño. Fue creada en 1962 por el italomexicano Pedro Friedeberg, quien ha expresado en más de una ocasión que creó esta pieza como una broma. Friedeberg recuerda que ese año su compañero Mathías Goeritz salió de viaje y le encargó que hiciera una nueva escultura. Comenzó a trabajar en el taller de Goeritz y sin planearlo surgió esa escultura.

Según el artista, la obra está inspirada en un excéntrico faraón egipcio. Por ello, su nombre real es Mano de Akhenatón. Años más tarde creó  una obra similar, pero esta vez representó una mano izquierda y la llamó la Mano de Baphomel por un demonio antiguo.

By François des Loges vía wikicommons
By François des Loges vía wikicommons

La Mano-silla alcanza el éxito 

Cuando la escultura se dio a conocer no tuvo mucho interés por parte del público mexicano. Sin embargo, el arquitecto André Bloc, amigo de Pedro Friedeberg, le ayudaró a exhibir las primeras diez piezas en yeso. Desde entonces, la Mano-silla comenzó a tener éxito, incluso André Bretón la catalogó como una soberbia pieza superrealista. 

Con el tiempo, esta escultura comenzó a cobrar más fama y muchos coleccionistas se vieron interesados en el mueble. Además ha sido expuesta en importantes recintos como el Museo de Arte Moderno de Nueva York y el Museo de Arte Contemporáneo en Chicago y Nueva Orleans. Actualmente, la escultura dorada de casi tres metros se encuentra sobre un edificio ubicado en la colonia Condesa. Dicho edificio edificio fue el hogar Tina Modotti y Edward Weston.

Además de la silla en la Condesa, se han expuesto otras réplicas en en país e incluso en Estados Unidos. Una réplica blanca en Cuernavaca y otra  de color rojo en la Universidad Centro en la Ciudad de México. Otras más se expusieron en Monterrey e incluso en la sede de la ONU en Nueva York. 

La silla es intervenida

Esta obra ha sido replicada en múltiples ocasiones. Quienes la han intervenido han cambiado el color, el tamaño, material y las texturas de la escultura original. 

De hecho, en la Ciudad de México 186 artistas intervinieron la obra de Friedeberg como parte de una exposición. Entre los artistas que aceptaron la invitación se encuentran: Martha Chapa, Carmen Gutiérrez, Jazzamoart y Vicente Rojo.

El artista se vio muy complacido con las intervenciones a su obra. De hecho, en ocasiones anteriores ha declarado que esa obra es para la gente y afirma que si alguien la pinta o rayara solo la haría más bella.

Quién es Pedro Friedeberg

Pedro Friedeberg es un artista y diseñador italomexicano y es famoso por su trabajo surrealista. Las obras de Friedeberg generalmente representan el tiempo y la belleza cargados de un aura fantasiosa. La obra artística de Friederg generalmente está llena de líneas y fantasía.

Mural de Pedro Friedeberg. Foto de Uriarte Talavera vía wikicommons
Mural de Pedro Friedeberg. Foto de Uriarte Talavera vía wikicommons

El italomexicano tuvo la oportunidad de estudiar en Boston y, estudió arquitectura, pero no concluyó la carrera. Tiempo después se interesó por el diseño y comenzó a producir obras que rompían las formas convencionales de los 50’s. Sus obras de arte comenzaron a cobrar fama, pues producía cosas maravillosas, entre ellas una casa con techo de alcachofa.

Friedeberg perteneció a “los hartos”, un grupo de artistas surrealistas que rechazaban el arte político y social que predominaba en esa época. Entre los integrantes de ese grupo de surrealistas mexicanos  Leonora Carrington y Alicia Raho. “Los hartos” rechazaban que el arte se redujera a temas políticos, rurales y naturalistas reflejados en el muralismo mexicano.

En su faceta de escultor, Friedeberg se ha caracterizado por representar las extremidades del cuerpo humano en sus obras, como las manos, los ojos y los pies.

Si quieres conocer una de las réplicas de la Mano-Silla, corre a visitarla en el Centro Histórico de la Ciudad de México.


Don't have an account?

Register

X