fbpx
We’ re On Instagram:
Image Alt

Volupt Art

Así llegaron las jacarandas a México

Las Jacarandas adornan las calles de México entre marzo y abril. Estos bellos árboles florecen en esta época y se han convertido en los favoritos de las personas, pero te has preguntado ¿Cómo llegaron al país? Aquí te contamos algunas versiones.

Durante la primavera, la Ciudad de México se viste de morado. Las calles de esta ciudad son tapizadas por pequeñas flores moradas que caen de las jacarandas, unos árboles frondosos que sólo florean una vez al año. El espectáculo es tan bello que algunos lo comparan con el florecimiento de los cerezos en Japón.

Jacarandas. Imagen de Chris McGaw vía Flickr
Jacarandas. Imagen de Chris McGaw vía Flickr

Los citadinos están tan acostumbrados a este evento que regularmente piensan que esta planta es endémica del país, pero esto no es así. Las jacarandas provienen de Brasil y según una versión, pudieron llegar a México gracias a un inmigrante.

Las jacarandas son conocidas en todo el mundo por su belleza. Muchas especies pueden alcanzar desde los 2 a los 30 metros de altura y florecen en primavera. Por su aspecto, son ampliamente usadas en la jardinería y se cultiva ornamentalmente en plazas, parques y jardines del mundo entero en climas cálidos o templados.

¿Cómo llegaron a México?

Contrario a lo que muchos piensan, los árboles de jacaranda no son nativos de la Ciudad de México. Y esta especie pudo haber sido traída a México por un inmigrante japonés que alcanzó una posición de privilegio en el país.

Según esta versión, en 1892, un jardinero japonés llamado Tasuguru Matsumoto realizaba un viaje hacia Perú, pero antes hizo una escala en México. Aquí se sorprendió del amor que los mexicanos tenían a las plantas y a las flores.

Después de viajar por Sudamérica, el jardinero japonés aceptó una invitación de José Landero y Coss, un minero mexicano que invitó a Matsumoto a trabajar en su hacienda en Hidalgo. Así, el japonés se estableció en el país y con el tiempo se mudó a la Ciudad de México, en donde instaló un negocio de jardineria. Con el tiempo, comenzó a ganar fama por sus habilidades y se convirtió en el jardinero de las familias adineradas de la ciudad. Incluso, llegó a trabajar para Porfirio Díaz, quien lo contrató para que se encargara de los arreglos florales del Castillo de Chapultepec y el bosque que lo rodeaba.

Tras la Revolución Mexicana, Tasuguro propuso al entonces presidente Álvaro Obregón, plantar estos árboles en las calles principales de la capital para imitar el florecimiento de los cerezos en primavera.

Jacarandas en lugar de cerezos

Otra historia a punta que, en 1912, el alcalde de Tokio envió cientos de cerezos a Estados Unidos como símbolo de amistad. Los ejemplares fueron sembrados en Washington, en donde aún se pueden observar estos bellos árboles.

Cerezos en Washington. Imagen de María Renée Batlle Castillo vía Flickr
Cerezos en Washington. Imagen de María Renée Batlle Castillo vía Flickr

Unos años después, durante un viaje, Plutarco Elías Calles vio las calles de Washington llenas de cerezos, por lo que, a través del entonces presidente de México, Pascual Ortiz Rubio (quien ocupaba el cargo, pero no tenía el poder), solicitó el mismo regalo al gobierno japonés para decorar las calles y parques de México, especialmente en la capital.

El gobierno japonés se dio cuenta que México no contaba con el clima ideal para cultivar cerezos, así que decidieron no enviar ningún ejemplar. A cambio, realizaron un estudio que concluyó en la recomendación de sembrar jacarandas, unos árboles que jardineros japoneses habían encontrado en Sudamérica y que, al igual que los cerezos, durante la primavera tenían una colorida flor que podría engalanar las calles de México.

Un árbol entre otros

Una última versión cuenta que las jacarandas llegaron a México gracias al ingeniero Miguel Ángel de Quevedo, quien se encargó de estudiar las condiciones de suelo y clima para traer a México diferentes especies de árboles, entre ellos, la jacaranda. La cual conoció en Veracruz a donde había llegado por las propiedades de su madera y que plantó a lo largo de Paseo de la Reforma, Parque México, la Alameda, las colonias Narvarte y Del Valle, Coyoacán o Mixcoac.

Jacarandas en la Ciudad de México. Imagen de Lui Piquee vía Flickr
Jacarandas en la Ciudad de México. Imagen de Lui Piquee vía Flickr

No te pierdas:

Don't have an account?

Register

X