fbpx
We’ re On Instagram:
Image Alt

Volupt Art

Biblioteca Palafoxiana: la primera biblioteca pública de Latinoamérica

La Biblioteca Palafoxiana es considerada una de las construcciones del barroco novohispano más importantes de México. Gracias a su relevancia histórica y cultural fue nombrada “Monumento Histórico de México” en 1981 y, en 2005, “Memoria del Mundo” por la UNESCO.

La arquitectura barroca novohispana guarda lo mejor de dos culturas. Por un lado, muestra la clara influencia del barroco español, también llamado churrigueresco. Estilo que se caracteriza por lo dramático y lo extravagante, así como por el predominio de las líneas curvas y la suntuosidad en los adornos.  El barroco novohispano es uno de los estilos más emblemáticos en Latinoamérica porque muestran la mezcla entre el barroco español y su interpretación indígena. Afortunadamente, hoy en día podemos disfrutar de su belleza y majestuosidad.

Biblioteca Palafoxiana. Imagen vía Flickr
Biblioteca Palafoxiana. Imagen vía Flickr

Una biblioteca abierta al público

La Biblioteca palafoxiana es considerada uno de las construcciones más importantes de esta corriente y se ubica en el centro de la ciudad de Puebla. Actualmente, funciona como el museo del libro y continúa sus labores como biblioteca pública. Además, cuenta con una Sala Lúdica para difundir las artes literarias entre el público infantil.

Fue fundada por el obispo Juan de Palafox y Mendoza en 1646 y es considerada la primera biblioteca pública de América. Fue nombrada en honor al obispo Juan de Palafox, quien donó su biblioteca personal, compuesta de cinco mil volúmenes, al Seminario de San Juan. Pero instruyó que además del clero podía ser consultada por todos aquellos que quisieran estudiar, pues su principal condición fue que estuviera abierta al público y no solo a eclesiásticos y seminaristas.

Biblioteca Palafoxiana
Impresión sobre papel de un grabado en cobre, siglo XVIII. Colección del Centro de Estudios de Historia de México, Grupo CARSO.
Biblioteca Palafoxiana

Impresión sobre papel de un grabado en cobre, siglo XVIII. Colección del Centro de Estudios de Historia de México, Grupo CARSO.

Un acervo impresionante

Está conformada por tres niveles, los primeros dos se construyeron en 1773 y almacenan libros relacionados con la religión, 70% de ellos escritos en latín. El tercer piso fue construido en 1850 y alberga obras en diversas lenguas como francés, español e inglés, por mencionar algunas. Además cuenta con un retablo en el fondo con una sección de libros prohibidos.

Cada uno de los libros que se encuentran en los casilleros resguardados por la malla de alambre, conservan en sí mismos una historia, ya que independientemente del tema sobre el cual traten, albergan rasgos que hacen mención de sus creadores o de sus propietarios. Así entonces se identifican a primera vista los exlibris de las casas impresoras, los diversos estilos de tipos, encuadernaciones, grabados, papel y marcas de agua. También se aprecian las marcas de fuego o los exlibris de la persona que los poseía, las anotaciones al margen, incluso si el interior está tachado por el censor.

En 1981 se declaró como Monumento Histórico Nacional y en el 2005, su variedad y riqueza bibliográfica le mereció el título de Memoria del Mundo por la UNESCO; adquiriendo con ello, más responsabilidades y tareas a realizar para conservarse por mil años más al servicio de la ciencia y la cultura.

No te pierdas:

Don't have an account?

Register

X