fbpx
We’ re On Instagram:
Image Alt

Volupt Art

URBAN RIGGER PROJECT ROTTERDAM: Ciudades flotantes sustentables

¿Alguna vez imaginaste la posibilidad de vivir en una ciudad flotante? Aunque el uso de contenedores de carga para  uso habitacional se ha convertido en una nueva tendencia a nivel mundial, no deja de sorprendernos este proyecto arquitectónico que la firma BIG, estudio de arquitectura y diseño con base en Copenhague y Nueva York del reconocido arquitecto danés Bjarke Ingels, está implementando en Dinamarca.

La idea de Kim Loudrup que logró concretarse con la colaboración de Ingels, está creando un tipo de vivienda sostenible para gente joven. Resultado de la gran necesidad de alojamiento a bajo costo que requiere Copenhague para cubrir la creciente demanda de jóvenes que desean estudiar en sus universidades, y tomando en cuenta que Copenhague es una de las ciudades más caras del mundo, la firma está apostando por esta alternativa que además de ser accesible en términos económicos, es totalmente viable ya que su puerto es una zona poco desarrollada y además se encuentra en el corazón de la ciudad.

Proyecto Urban Rigger. Vivienda joven sostenible | Arquitectura

Este gran desafío, de contar con más alojamientos, dio paso a un  tipo de construcción flexible basada en apilar 9 contenedores reciclados, que generalmente son utilizados para transportar mercancías por agua, tierra o aire. Formando un triángulo en la planta principal con tres unidades y apilando seis en la parte superior se crean 15 pequeños apartamentos para estudiantes con un área verde central común. En la planta inferior se ubica la zona de maquinaria y almacenaje y una fuente hidroeléctrica. En el primer piso se encuentra un sistema de corredor y pasajes que conectan con las escaleras que permiten el acceso a las cubiertas, que tienen usos diversos. Cada contenedor cuenta con un dormitorio, estancia-comedor y baño propio y se encuentra revestido  de madera, logrando así un interior cálido y confortable. 

Flotando sobre el agua como una embarcación, pero sin movimiento, estas viviendas amigables con el medio ambiente están dotadas de una fuente hidroeléctrica para el uso de la calefacción, que aprovecha el agua del mar como una fuente natural de calor y de células fotovoltaicas en el techo que suministran la energía. 

Teniendo en cuenta los miles de kilómetros de aguas con los que cuenta el continente Europeo, este proyecto tan factible ha tenido gran repercusión. En Rotterdam se replicará este modelo de construcción: Powerhouse Company está trabajando en un proyecto de oficinas flotantes sostenibles en el puerto Rijnhaven,  que será la nueva sede del Centro Global de Adaptación, organismo que tiene como objetivo preparar a la población para afrontar los efectos del cambio climático. Este complejo prefabricado de tres pisos, que puede ser fácilmente desmontado y reutilizado, contará con un restaurante, terraza y alberca. Tendrá  un techo parcialmente verde, opción ecológica que mejora la calidad del ambiente en las grandes ciudades y estará equipado con paneles solares y con un sistema que utiliza el agua del puerto como fuente de calefacción gratuita y limpia. Un dato curioso es que este edificio será utilizado durante 5 o 10 años únicamente, pasado este tiempo podrá alojar a otro organismo o podrá cambiar de ubicación.

Billede 5 from Urban Rigger

Entre las muchas ventajas que tienen las ciudades flotantes es que pueden  replicarse en cualquier ciudad del mundo que cuente con un puerto y también que los contenedores con los que son construidas pueden ser removidos a cualquier espacio marítimo. Diversos estudios realizados han demostrado también el potencial que este tipo de vivienda puede tener, pues utilizando pequeñas superficies acuáticas urbanas se pueden crear miles de viviendas flotantes, ahorrar una gran cantidad de energía y reducir las emisiones de CO2 en gran medida.

Con proyectos que van desde una pista de esquí con energía residual de  la planta de Amager Bakke, que produce calefacción urbana para 60,000 hogares cada año, hasta la exploración de posibilidades de construir en Marte, plan diseñado con un equipo de científicos, ingenieros y diseñadores de los Emiratos Árabes del Centro Espacial Mohammed bin Rashid, BIG pretende comunicar el valor y potencial de la arquitectura que puede cambiar al mundo. 

Este tipo de arquitectura, que surge de un cuidadoso análisis de cómo la vida contemporánea evoluciona a pasos agigantados, nos hace reflexionar sobre funcionalidad y estética, principales bases del diseño. Nos hace pensar en la importancia de la comodidad y la utilidad que beneficie y haga más fácil la vida diaria y yendo todavía más allá siempre pensando en la compatibilidad con el medio ambiente. Y es que este tipo de viviendas que aprovechan los recursos naturales y materiales, limitan el impacto humano sobre el medio ambiente, pues utilizan de manera racional los recursos como la energía. También nos pone de manifiesto lo importante que es  generar un cambio en los hábitos de las personas y de las comunidades a la hora de construir y usar las edificaciones, un cambio que impacte en la sociedad no sólo a nivel económico sino también ambiental, en donde la conservación de ecosistemas, ahorro de agua y energía sea una constante, optimizando espacios y aprovechando al máximo el entorno en el que se ubican.

Urban Rigger

Sin duda alguna, este tipo de proyectos sustentables que cada vez más despachos, a nivel mundial, están realizando es una gran respuesta al desafío, no sólo de crear nueva vivienda en áreas urbanizadas sino en general crear infraestructura inteligente y poner un granito de arena para la conservación de este mundo que es de todos.

Para más información visita: https://www.urbanrigger.com/

Don't have an account?

Register

X