El arte como promovedor del cambio social

El arte puede tener muchas funciones: calmar, sanar, decorar, enseñar y el de forjar un cambio social. Hoy, ante un mundo claramente polarizado es importante subrayar el arte como medio de cambio y de unión.

El artista ha jugado un rol clave en los movimiento sociales, ellos tienen la oportunidad de tratar temas importantes a lo largo de los años como la inmigración, el sexismo y  la violencia. A través de su talento el artista el capaz de retar las clásicas narrativas culturales y ofrecer un contexto alternativo. El artista es considerado un riesgo contra las formas opresivas.

En este artículo hablaré de grandes nombres que han decidido usar su arte como promovedor de cambio.

El arte es nuestra arma, la cultura una forma de resistencia

La artista iraní Shirin Neshat que vive en exilio desde ya hace varios años ha dedicado su vida y arte a defender los derechos de las mujeres en Irán. Su pasión y vocación por concientizar al mundo de la situación en Irán han servido de inspiración y plataforma para varias mujeres alrededor del mundo. Sin embargo, ella no se considera una feminista, sino una promotora en la igualdad de género.

En un inspirador discurso que dio para Ted Talks ella habla de su obligación como portavoz del pueblo iraní.

Nos cuenta que ella vive dos batallas en dos suelos distintos. La primera batalla como crítica del mundo occidental, en especial de como el occidente percibe a Irán – de la imaginen construida hacia ellos, de sus mujeres, de su política y de su religión. Y la segunda batalla es contra el regimen iraní, contra el nepotismo y una dictadura que ha sido asegurada por varios años.

shirin

Via Gladstone Gallery

Analizando a la mujer

Shirin cree que podemos conocer la ideología y la estructura de un país si analizamos a sus mujeres y el rol que juegan dentro de él. Ella da a conocer los casos de mujeres iraníes que a pesar de las represiones decidieron educarse y tener una voz.

De acuerdo con la artista es posible ver en Terán con mucha más frecuencia mujeres no tradicionales; que no tienen tabúes sexuales y que apoyan al movimiento feminista. Éste es el tipo de voz que quiere representar en su arte: mujeres que no tenían voz y que decidieron romper el arquetipo arcaico impuesto hacia ellas.

Voces

Shirin es una de las tantas voces que nos hacen reflexionar e indican que el arte no solo es para comprar sino para pensar y crear un mundo más justo.